Domingo, 14 de Abril del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  9523,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
+ noticias
HOY LA IGLESIA CELEBRA A SAN FRANCISCO Y SANTA JACINTA MARTO, LOS PASTORCITOS DE FÁTIMA
Tuesday 20 de February del 2024
www.arzobispadodehuancayo.org/?idt=7&id=6546&web=noticias

 

 

Cada 20 de febrero, la Iglesia Católica celebra a los hermanos San Francisco y Santa Jacinta Marto, dos de los pequeños pastorcitos videntes de Fátima. Ambos nacieron en Aljustrel, un pequeño pueblo situado a menos de 1 km de la localidad de Fátima (Portugal).

 

Francisco nació en 1908 y Jacinta dos años después. Desde pequeños, los hermanos aprendieron a cuidarse el uno al otro y a acompañar a su prima Lucía dos Santos, quien solía hablarles de Jesús.

 

Los tres cuidaban ovejas en los hermosos campos de su región natal. Como muchos niños de su edad, pasaban gran parte del día intercalando el trabajo -indispensable para el sustento de sus empobrecidas familias- con el juego. Cuando no, también había tiempo para alguna oración. Y fue a estos tres que la Madre de Dios se les apareció y les dijo: "Rezad, rezad mucho y haced sacrificios por los pecadores, pues muchas almas van al infierno porque no hay quien se sacrifique y pida por ellas".

 

Francisco y Jacinta murieron muy jóvenes, poco después de producidas las apariciones; mientras que Lucía les sobrevivió por muchos años, convirtiéndose en carmelita descalza.

 

Sor Lucía dos Santos falleció el 13 de febrero de 2005 a los 97 años en el convento del carmelo de Santa Teresa, en Coímbra.

 

Del 13 de mayo al 13 de octubre de 1917, María, Madre de Dios, se apareció en varias ocasiones a Francisco, Jacinta y Lucía, en Cova de Iría, Portugal. Fueron meses en los que abundó la gracia y la presencia de Dios, pero también un periodo en el que los corazones de los tres niños fueron puestos a prueba. Ellos soportaron con valentía calumnias, injurias, incomprensiones, e incluso la prisión. Sin embargo, nada de esto parecía perturbarlos demasiado. De vez en cuando se les oía decir: “Si nos matan, no importa; vamos al cielo”.

 

Después de las apariciones, Jacinta y Francisco retomaron sus vidas sencillas, al igual que Lucía. A esta última, la Virgen le pidió explícitamente que asistiera a la escuela. Lo propio hicieron Jacinta y Francisco cuando tuvieron edad para hacerlo.

 

Todos los días, de camino a la escuelita del pueblo, pasaban por la Iglesia y se detenían para saludar a Jesús Eucaristía, hincados de rodillas. Muchos solían acompañarlos con gozo, muy conscientes de quiénes eran: los niños que Dios eligió para hacer llegar su mensaje a la humanidad.

 

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Abril 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones