Sábado, 18 de Enero del 2020
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  9954,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ noticias
Anunciar a Jesús como Dios y como hombre, dijo padre Cardó en simposio
Wednesday 21 de August del 2013
www.arzobispadodehuancayo.org/?idt=7&id=759&web=noticias

 

El simposio teológico sobre “La fe y la nueva evangelización”  realizado con motivo de los 50 años del Seminario Mayor San Pío X ha servido para recordar algo que es fundamental, esencial, en el pensamiento cristiano, que la evangelización es ante todo y por encima de todo, la transmisión adecuada, atractiva y convincente de la persona de Jesús y del misterio de Cristo Salvador, dijo el R.P. Dr. Carlos Cardó Franco, al término de este importante encuentro.

Señaló que el tema de la fe en Jesucristo hoy tiene la importancia práctica de poner ante nuestros ojos lo que el joven de hoy y el hombre y la mujer de hoy pueden esperar al oír hablar de Jesucristo. No esperan, ciertamente, una presentación mítica, como si se tratara de una leyenda ni tampoco esperan una presentación tan sublime, tan celestial que no diga nada a sus realidades concretas en la que viven su cristianismo, su fe, realidad muchas veces dolorosa de lucha, de conflicto, de  necesidades y de sufrimiento.

Un Jesús Dios, humano y misericordioso

Agregó que, entonces, la centralidad de Jesús en la evangelización nos hace ver que así presentaban los primeros cristianos autores de los evangelios y del Nuevo Testamento, el misterio de Jesús, a partir de su humanidad, haciendo que en esa forma humana, no solamente tan humana, sino perfectamente humana, que Jesús se manifestaba en todo su obrar, ahí es donde nos encontramos con Dios y allí es donde Jesús se nos revela como lo que es, hombre como nosotros y Dios encarnado, Dios hecho hombre, Dios con nosotros.

Por eso, es fundamental, expresó, al presentar la persona de Jesús, tenemos que hacer, mejor dicho, invitar a los fieles y a los no creyentes a apreciar y admirar las notas humanas del comportamiento de Jesús. Su ser, absolutamente para los demás, sin reservarse nada para sí, su solidaridad con lo más perdido y con los más necesitados de este mundo. Su cercanía a la gente de todo tipo siendo judío, estaba abierto a los no judíos; era varón, pero trataba verdaderamente ejemplar con las mujeres y con los niños, los enfermos se encontraban con el Dios misericordioso; el tratar con él, los pecadores y los que llevaban una vida echada a perder, encontraban una nueva oportunidad para vivir una nueva vida. Jesús inaugura una humanidad nueva, un nuevo modo de ser yo mismo en lo más auténticamente que Dios nos ha dado y allí encontrarnos con Dios.

Explicó que esa liberación, ese parecer de la persona en su encuentro con Jesús, lo saca de ella misma y le hace mirar la sociedad, la vida de todos los días, que es donde tiene que demostrar el valor y su eficacia de sufrir, hacer sociedad fraterna, construir comunidades, acercar a la gente.

Debemos vencer el mal.

He querido subrayar sobre el mal, dijo el padre Cardó, porque la inquietud cotidiana de los sacerdotes es enfrentar este problema en sus múltiples formas, de injusticia, odios, conflictos, desprecios, humillaciones y también dolor y sufrimiento. Es que no podemos poner el mal al mismo nivel del poder y de omnipotencia que Dios posee.

En este sentido, enfatizó que el mal no tiene una entidad en sí mismo, el mal es la ausencia del bien, la privación del bien, la destrucción del bien genera una situación de mal, de maldad, contra la cual hay que luchar poniendo el bien, allí donde ha sido arrebatado. Por eso es que san Pablo, inspirándose en el mensaje y actuación de Jesús, dice que no debemos enfrentar al mal con el mal, sino vencer el mal a fuerza de bien. Es lo que hace Jesús durante toda su vida y en particular cuando tiene que enfrentar de manera condensada el mal del mundo en ese odio, y maldad que sus enemigos le arrojan a su vida hasta clavarle en una cruz y hacerle morir de manera tan perversa. En vez de responder con odio, con rechazo o con simple pasividad, abandono y pesimismo, allí donde parece triunfar el mal, Jesús pone todo el amor de Dios, llegado hasta el extremo y nos hace ver que es el amor el que salva.

Anunciar a Jesucristo como hombre y como Dios y luchar contra el mal, es el mensaje de este simposio, exactamente, procurando poner en esas situaciones dolorosas donde el mal parece tener poder omnipotente que va a vencer, allí demostrar toda nuestra capacidad de amar, que nuestro encuentro personal con Jesús le da una eficacia y una trascendencia verdaderamente eficaz.

El padre jesuita Carlos Cardó Franco enseñó teología en diversos centros, durante muchos años, principalmente en el Instituto Superior de Estudios Teológicos donde se forman religiosos y sobre todo con los seminaristas jesuitas a los cuales acompañó como maestro de novicios primero y como formador, profesor, tutor, durante más de 15 años, después la vida lo llevó al gobierno provincial de los jesuitas en el Perú, en Roma al gobierno central de la Compañía de Jesús. Ya dejó la docencia, pero hoy la está retomando curiosamente desde la parroquia Nuestra Señora de Fátima en Lima, dando muchos cursos de formación teológica de laicos.

Cuidado de la creación

Las exposiciones sobre el cuidado de la creación, estuvieron a cargo de la doctora en teología de la creación, Birgit Weiler, quien hizo un llamado a cuidar la vida que nos ha confiado Dios.

Para todas las vicarías

El simposio se llevó a cabo los días: 15, en el Seminario Mayor San Pío X para los estudiantes y por la tarde en Jauja;  el 16 dirigido a los sacerdotes y por la tarde en La Oroya; y el sábado con los agentes pastorales de las vicarías I, II y III.

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Enero 2020
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2020
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones