Lunes, 26 de Octubre del 2020
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  4815,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ noticias
Arzobispo llama a solidaridad con los que sufren en mensaje por Semana Santa
Friday 22 de March del 2013
www.arzobispadodehuancayo.org/?idt=7&id=577&web=noticias


 

El arzobispo metropolitano de Huancayo, monseñor Pedro Ricardo Barreto Jimeno, dijo en su mensaje de Semana Santa que la Pasión del Señor nos acerca hoy a las víctimas de los desastres naturales como el acaecido hace tres días en Antacalla (Distrito de Santo Domingo de Acobamba, Provincia de Huancayo) y de los que sufren las consecuencias de la injusticia y de la irresponsabilidad de muchos.

Durante la sesión solemne en la Municipalidad Provincial de Huancayo, en la inauguración de la Semana Santa, manifestó que Cristo asume como propios los sufrimientos y las lágrimas de los pobres: los niños, los enfermos y ancianos; los que viven en el campo sin que nadie los auxilie y los tome en cuenta; los que están en las cárceles y especialmente los inocentes que sufren injusta condena.

“Ellos son los nuevos rostros sufrientes de Jesús. Por eso invoco a la solidaridad efectiva e inmediata con estos hermanos nuestros. Es la Iglesia la que nos invita a no callar ante el mal y no permanecer indiferentes, para no ser cómplices, como lo fue el pueblo que gritaba a Pilatos; ‘Crucifícalo, crucifícalo’”, sentenció.

En esta semana santa se nos convoca, por tanto, a una sincera reconciliación con Dios, con los hermanos y hermanas y con la naturaleza, nuestra “casa común”, señaló.

Remarcó que Huancayo es una Ciudad Incontrastable. En este sentido, agregó, la Iglesia, comunidad de bautizados y bautizadas, quiere ser “incontrastable”, es decir, una comunidad tan fuerte que no se deje vencer o conquistar por la mentira y la maldad; por la infidelidad y la violencia; por el odio y la venganza. Una Iglesia que se abre al Espíritu del Señor y se deja conquistar por El.

Estoy plenamente convencido –indicó finalmente- que, en esta Semana Santa, Dios iluminará y fortalecerá a nuestro pueblo, a sus autoridades, a los empresarios, trabajadores y a todas las personas de buena voluntad a unir sus esfuerzos con el fin de ofrecer una esperanza a los  pobres y excluidos de la gran mesa de la vida, como actores de la justicia y de la paz.

MENSAJE COMPLETO POR SEMANA SANTA

Mensaje para la Semana Santa 2013

Monseñor Pedro Ricardo Barreto Jimeno, S.J.

Arzobispo Metropolitano de Huancayo

Viernes 22 de marzo del 2013

 

Señor Licenciado Dimas Aliaga Castro, Alcalde Provincial de Huancayo.

Señoras y Señores Regidores.

Dignas autoridades políticas, militares, policiales y civiles,

Hermanos y Hermanas en Cristo Jesús.

 

En esta sesión solemne damos inicio a la experiencia fundamental de nuestra fe al celebrar la Pascua de Jesús: su pasión, muerte y resurrección en nuestra ciudad incontrastable, fundada bajo el patrocinio de la Santísima Trinidad.

 

La mejor manera de vivir la Pascua de Jesús, en este año de la Fe, es reafirmar nuestra confianza en Él como el Salvador y compañero de camino. Y nuestra fe en Jesús debe manifestarse en el servicio a los demás, a los más pobres y necesitados.

 

Al comenzar estos días santos en los que Cristo demuestra el gran amor que Dios nos tiene, estamos animados y admirados cómo la Iglesia vivió el desconcierto inicial de la renuncia del papa Benedicto XVI, reconociendo su imposibilidad física y espiritual de seguir sirviendo a la Iglesia como Vicario de Cristo y Sucesor del Apóstol Pedro. Después compartimos días de incertidumbre y esperanza ante la elección del nuevo papa.

 

Hace unos días, el 13 de marzo pasado, Dios ha regalado a la Iglesia y al mundo al papa Francisco. Su sencillez, sus palabras precisas, sus gestos de humildad nos acercan a Jesús, pobre y humilde. Su presencia ha despertado la fe dormida e indiferente de muchos. Respiramos un ambiente de alegría y esperanza. Se escucha una continua admiración porque, en pocos días, ha logrado entrar en el corazón de cada uno y en la humanidad, especialmente en el corazón de los pobres. Se cumple entre nosotros la palabra de Jesús: “Yo te digo que tú eres Pedro y sobre esta Piedra construiré mi Iglesia, y el poder del mal no la vencerá. A ti te daré las llaves del reino de Dios: lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo; lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo”.

 

El papa Francisco nos ha dicho que no se puede predicar a Cristo sin la cruz. Ella es parte esencial de la vida cristiana. También nos dijo de la necesidad de ayudarnos mutuamente; de cuidar la vida y la creación: "Esto significa respetar cada una de las criaturas de Dios y respetar el medio ambiente en que vivimos. Significa proteger a las personas, mostrando una preocupación amorosa por cada persona, especialmente por los niños, los ancianos, los necesitados, que suelen ser los últimos en los que pensamos", dijo el papa.

En este contexto eclesial revivimos el Triduo Pascual dentro de la Semana Santa. Para ello la Iglesia nos ha preparado durante cuarenta días con el tiempo de Cuaresma.

 

La procesión del domingo de ramos es una de las más bellas celebraciones de la Semana Santa. Y aquí en la Incontrastable, actualizaremos la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, montado en un asno, iniciándose la procesión de ramos en la histórica Iglesia de la Merced. Esta entrada triunfal de Jesús a nuestra ciudad nos hace recordar que muchos estamos junto a Él en los momentos de alegría y éxito. Pero después, cuando el sufrimiento, el fracaso, la incomprensión, la envidia y la soledad se presentan en nuestras vidas, abandonamos a Jesús y lo dejamos solo, precisamente cuando Él necesita más de nuestra compañía.

 

El Martes Santo, en la iglesia catedral, celebraremos la Misa Crismal donde bendeciremos los óleos que servirán para administrar los sacramentos durante el 2013. Acompañaremos también a nuestros sacerdotes que renovarán sus promesas sacerdotales de servir a sus hermanos como Jesús, Buen Pastor.

 

El Jueves Santo recordaremos la celebración de la Cena del Señor en la cual, Jesús, en la víspera de su pasión, mientras comía, por última vez con sus discípulos bendijo el pan y el vino diciendo: "Esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes… hizo lo mismo con el cáliz diciendo: Este es el cáliz de la nueva alianza sellada con mi sangre, que se derrama por ustedes. Hagan esto en memoria mía…" (Lc 22,19-20).

 

El Triduo Pascual comienza con el Viernes de la Pasión y Muerte de Jesús, prosigue con el Sábado Santo y tiene su culmen en la solemne Vigilia Pascual concluyendo con el Domingo de Resurrección.

 

Tal es el itinerario que nos espera. Una Pascua, un paso de la muerte a la vida. Nos unimos a la pasión y muerte de Jesús que continúa hoy sufriendo y muriendo en la humanidad. Por eso el drama más próximo de la pasión del Señor son las víctimas de los desastres naturales como el acaecido hace tres días en Antacalla (Distrito de Santo Domingo de Acobamba, Provincia de Huancayo) y de los que sufren las consecuencias de la injusticia y de la irresponsabilidad de muchos. Cristo asume como propios los sufrimientos y las lágrimas de los pobres: los niños, los enfermos y ancianos; los que viven en el campo sin que nadie los auxilie y los tome en cuenta; los que están en las cárceles y especialmente los inocentes que sufren injusta condena. Son los nuevos rostros sufrientes de Jesús. Por eso invoco a la solidaridad efectiva e inmediata con estos hermanos nuestros.

 

Es la Iglesia la que nos invita a no callar ante el mal. Para no ser cómplices, como lo fue el pueblo que gritaba a Pilatos; “Crucifícalo, crucifícalo”.

En esta semana santa se nos convoca, por tanto, a una sincera reconciliación con Dios, con los hermanos y hermanas y con la naturaleza, nuestra “casa común”.

 

Huancayo es una Ciudad Incontrastable. La Iglesia, comunidad de bautizados y bautizadas, quiere ser “incontrastable”, es decir, una comunidad tan fuerte que no se deje vencer o conquistar por la mentira y la maldad; por la infidelidad y la violencia; por el odio y la venganza. Una Iglesia que se abre al Espíritu del Señor y se deja conquistar por El.

Estoy plenamente convencido que, en esta Semana Santa, Dios iluminará y fortalecerá a nuestro pueblo, a sus autoridades, a los empresarios, trabajadores y a todas las personas de buena voluntad a unir sus esfuerzos con el fin de ofrecer una esperanza a los  pobres y excluidos de la gran mesa de la vida, como actores de la justicia y de la paz.

¡Dios nos bendiga a todos en esta Semana Santa 2013!

 

 

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Octubre 2020
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2020
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones