Domingo, 5 de Julio del 2020
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  4134,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ noticias
Evangelizar con olor a oveja defendiendo la vida y el medio ambiente
Wednesday 07 de October del 2015
www.arzobispadodehuancayo.org/?idt=7&id=1657&web=noticias

 

*Arzobispo cumple 11 años y hace balance de su trabajo

 

El arzobispo metropolitano de Huancayo, monseñor Pedro Ricardo Barreto Jimeno, cumplió el 5 de setiembre, 11 años como arzobispo de Huancayo. En esta entrevista responde a preguntas que tienen que ver con el medio ambiente, la vida y la salud de la población. Dice que seguirá evangelizando con olor a oveja.

- Once años como arzobispo de Huancayo, ¿qué significa para usted este tiempo?

- Un tiempo muy profundo de experiencia eclesial y social; de amor a la Iglesia en la que estamos muy unidos al papa Francisco en un proceso de renovación y cuidado de la casa común.

- ¿Recuerda cómo fue su ingreso a la ciudad?

- Recuerdo que sin conocerme me recibieron con los brazos abiertos, desde Morococha hasta Huancayo. Recuerdo a niños, jóvenes, adultos, ancianos, familias y autoridades que me acogieron con cariño y alegría. Esto me motivó a una entrega plena y total al servicio de los católicos y toda la sociedad en su conjunto.

- ¿Qué se propuso desde el primer momento?

- Conocer la realidad, las fortalezas y debilidades de nuestra Iglesia y alentar un proceso de renovación pastoral que actualmente estamos viviendo con mucha esperanza con el lema: “Caminando juntos, somos Iglesia”.

- ¿Se atreve a hacer un balance de su labor pastoral?

- No soy el más indicado para hacerlo, pero debo señalar los siguientes aspectos: primero la consolidación de la propuesta interdiocesana de nuestro Seminario Mayor San Pío X de Umuto, donde se forman los futuros sacerdotes de cinco jurisdicciones eclesiásticas: Huánuco, Tarma, Ayacucho, Caravelí y Huancayo; en segundo lugar, el fortalecimiento del presbiterio diocesano; y tercero, el proceso de renovación pastoral donde los laicos están aportando con mucho entusiasmo su espiritualidad y su trabajo para fortalecer nuestra Iglesia. También debo mencionar el aporte de la pastoral social, de salud, derechos humanos, ecología, penitenciaria, con mucha vitalidad.

- ¿Su prioridad fue la defensa de la salud, la vida y el medio ambiente?

- Desde el primer momento que llegué en setiembre del 2004 experimenté la urgencia de responder como Iglesia a los graves problemas socioambientales que se vivían en nuestro entorno, especialmente en la recuperación del río Mantaro y la situación ambiental y laboral de La Oroya. Esta prioridad actualmente se ha enriquecido con la reciente encíclica del papa Francisco sobre el cuidado de nuestra común, por eso, en todo aquello que afecta a la persona en su calidad de vida y salud, la Iglesia no puede permanecer indiferente en fidelidad a Jesús y al Evangelio. Lógicamente, en estos años hubo incomprensiones por defender la vida de la población, pero como Jesús tenemos que ser perseverantes en defender la verdad y el bien común de las personas.

- ¿Qué piensa de la situación actual del complejo metalúrgico de La Oroya que afecta a la población?

- La situación de La Oroya es muy grave, por los más de 2 mil trabajadores que durante hace tiempo perciben sólo el 40 por ciento de sus sueldos y hubo hasta dos licitaciones y no se han presentado compradores. Esto es una angustia para los trabajadores, sin embargo, reafirmo que el Estado tiene que asumir de manera clara el respeto irrestricto de la persona, de los derechos de los trabajadores y sus beneficios sociales, porque ellos no tienen la culpa de la situación actual de la fundición. Por otro lado, es urgente buscar proyectos alternativos a la minería en el caso que no se llegue a vender la fundición, proyectos para que los que se queden tengan motivos para seguir trabajando. Habría que sugerir al Estado que conforme un comité interministerial que busque soluciones y se creen alternativas a los problemas de la población.

-  Del río Mantaro, ¿ahora su preocupación es la Amazonía, a nivel mundial?

- Sin descuidar la grave situación del río Mantaro, en la última asamblea del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) me nombraron representante de los obispos de América Latina en la Red Eclesial Pan Amazónica (REPAM) y allí he podido constatar que la Amazonía que abarca más de 7 millones de kilómetros cuadrados, no solamente es uno de los pulmones del mundo sino que es el hábitat de 34 millones de personas, de los cuales 3 millones son indígenas, y los indígenas nos enseñan a vivir en armonía con la naturaleza, a cuidar el aire, agua y suelo, para ellos tocar algún bien de la creación es como si le tocaran. Un gran desafío para la iglesia es la Amazonía, de estrechar vínculos en comunidad eclesial para enfrentar la avidez y la codicia de muchas empresas extractivistas que afectan la calidad de vida de las personas y solamente buscan el lucro. El papa en su encíclica habla en los números 37 y 38 de la importancia de la unidad de la Amazonía para bien de toda la humanidad.

- ¿En un contexto de renovación eclesial, se ha propuesto evangelizar desde la profunda religiosidad de los pueblos del centro del país, con sus costumbres y tradiciones?

- Dentro del proceso de renovación pastoral de la Iglesia una de las mayores riquezas  que he podido constar es la profunda religiosidad de los pueblos, sus costumbres y tradiciones que hablan de la fe y unión con Dios a través de Jesucristo, la Virgen María en sus diversas advocaciones y los santos. Lógicamente, tenemos que ir purificando esta religiosidad, pero es indudable una riqueza en el centro del Perú.

- ¿También cantando y bailando con ellos?

- Es una forma de tener una cercanía, de llegar, de estar presente con ellos; como dice el papa Francisco, debemos tener olor a oveja. Vivir con ellos su devoción y las costumbres ancestrales.

- ¿Qué piensa de la corrupción en Junín, donde se habla de lavado de activos, narcopolítica, etc?

- Es el cáncer de una sociedad que quiere un auténtico desarrollo humano integral, diría que la corrupción se ha generalizado no sólo aquí sino en el mundo; pero la corrupción pasa la factura en nuestra realidad, en la pérdida de confianza mutua y sobre todo impide un desarrollo armónico de la sociedad, por eso la cultura de la honestidad debe ser enseñada y practicada desde la familia, en las instituciones educativas, en los centros de trabajo.

- ¿La inseguridad ciudadana preocupa a la Iglesia?

- Es lamentable cómo se han profundizado diversos signos de violencia causados por la delincuencia que es una verdadera amenaza para la paz. Considero que tiene que darse una respuesta desde la sociedad para una actitud preventiva, solidaria, y promover una cultura que exprese una calidad de vida pacífica y sostenible en el tiempo.

- ¿Qué opina de los linchamientos y de hacer justicia por propias manos?

- Hay que reafirmar la institucionalidad, en este caso de la Policía Nacional del Perú llamada a cuidar la vida de las personas. Tomar justicia no es el mejor camino de construir la paz, porque se han dado casos de haber ajusticiado a inocentes. La sociedad debe actuar desde la vigilancia, apoyo mutuo no para castigar al agresor sino evitar que el agresor haga su fechoría. Unirse sí para vigilar, no para castigar.

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Julio 2020
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2020
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones