Sábado, 4 de Julio del 2020
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  5653,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ noticias
Cada mes cambian de vestido a la Virgen de Cocharcas de Sapallanga
Tuesday 25 de August del 2015
www.arzobispadodehuancayo.org/?idt=7&id=1639&web=noticias

¿La imagen de la Virgen de Cocharcas de Sapallanga es lo que ven sus ojos cada vez que la visita o la aprecia en las procesiones? ¿Es ella así de un tamaño que impresiona y que aparece en las estampas?

Asistimos  a una de las ceremonias de cambio de vestido de la Virgen de Cocharcas que se realiza cada 8 de mes, desde las tres de la tarde, en el templo mariano, a cargo de un grupo de personas que según dicen la Virgen ha escogido. Allí  está la señora Sonia Díaz Rivera que se encarga de quitarle el vestido y ponerle otro para el mes. Ella empezó con esta tradición;  también Elizabeth Chuquillanqui Rojas, una dama muy comprometida; Estelita Llacza Egoávil que elige la peluca más bonita, igualmente, Rocío Rivera Porras que está atenta a todo y Felícita, muy solícita ella.

El ceremonia empieza cuando le despojan de todo lo que lleva puesto y queda solamente una pequeña escultura de piedra de algo más de 20 centímetros. Es una talla maravillosa que muestra a una joven que está en camino, tiene un vestido entre verde y celeste, cabellera larga, con la manos extendidas. Si sólo así nomás se la mostrara sería una hermosa imagen en todo su esplendor.

Sin embargo, la tienen que vestir, pero antes tienen que “bañarla” con las más ricas y costosas colonias y es entonces que también empiezan a ponerle los siete fustanes, todos a su medida, de la mejor tela, generalmente blancos; luego le colocan unas polleras totalmente “talqueadas”, mayormente al estilo de Huancayo. Todo tiene que encajar y si no es así le van ajustando, para eso están las costureras con aguja e hilo.

El algodón con el que han “bañado” a la Virgen es muy apreciado por los devotos quienes se llevan un pedacito para curar los males, tantos que muchos cuentan milagros, de una niña que fue salvada de la muerte, otra que sufría de un mal congénito, un niño que padecía de leucemia, una madre de familia con cáncer y un padre de familia que tuvo un accidente.

A medida que avanza el rito, llega el momento de ponerle la capa y pechera, la mejor, escogida entre varias que donan los devotos cada mes. Las “vestidoras” cuentan que la Virgen escoge el vestido que más le gusta, lo mismo que la peluca que hace juego con el conjunto, si todo sale como quiere, queda sonriente y “chapetona”, de lo contrario la ven molesta y pálida. Eso lo pudimos comprobar increíblemente. Algunas veces le han puesto ropa de huaylash o de chonguinada, también de huanca o de chupaquina, según la fe.

La encargada del peinado, del mismo modo, tiene que buscarle una peluca que mejor le dé, para ponerle luego la corona, sus aretes, el collar, la cartera y un prendedor, quedando lista, exquisitamente perfumada, para ser venerada en su altar los 30 días del mes. La vestimenta del Niño Jesús es otra historia, tiene que estar entallada, para ser colocado en los brazos de su madre. De igual manera, es un ritual especial, a los ojos de los asistentes.

Todo esto se da en medio de oraciones, del rezo del santo rosario y cantos a la Virgen. Una de las voces es de una niña que está haciendo crecer su pelo para hacer una peluca a la “Cocharquitas”.

Han transcurrido tres horas y un poco más para ser llevada al altar donde se oficiará la misa, a las cinco de la tarde, con la asistencia de cientos de personas que colman el templo. Los fieles saben de esta fecha y acuden con flores desde distintos puntos del valle del Mantaro. Algunos llegan de otras ciudades, como una pareja de esposos que viene del norte por el gran amor que le tienen a la “Mamita”.

El padre párroco Gary Carbajal cada mes hace la invitación y el número de peregrinos va en aumento. Es una tradición que fue iniciada hace más de diez años. Los devotos ofrecen cada mes los vestidos, de los cuales uno es el elegido y los otros guardados para otra ocasión. Hay un ropero donde se encuentran cientos de prendas que son consideradas benditas. “Una pasada de manto” sana los males.

PROXIMA FIESTA Y PEREGRINACIÓN

Este año la festividad tienen una gran trascendencia porque se celebran 50 años de la coronación de la Virgen de Cocharcas como Reina del Congreso Eucarístico Nacional realizado en esta ciudad en agosto de1965, por un decreto del Vaticano.

Asimismo, se alista la peregrinación al santuario mariano que se realizará el 5 de setiembre próximo, saliendo de la iglesia catedral, a las 7 de la mañana, en la que participan más de 50 mil personas, y el día central, el 8 se setiembre, la fiesta más grande del valle del Mantaro.

HISTORIA

La fe a la Virgen data de más de 300 años. La imagen fue traída por Sebastián Quimichi, un hombre que fue sanado por la Virgen de Copacabana, cuya réplica la trajo al Perú quedando en el lugar de Cocharcas, de allí su nuevo nombre. Decidido a construir  su templo salió para pedir limosna por todo el centro del país con la pequeña imagen que se quedó en Sapallanga, en el lugar que hoy lleva el nombre de Cocharcas.

Los milagros se cuentan por miles, entre ellos de una niña que está saliendo de un cuadro parapléjico, poco a poco va caminando y sus padres esperan que se recupere, y por eso se han ofrecido regalarle un manto. Así como ellos hay cientos que entregan un manto que cuesta más de mil nuevos soles. Pero vale la pena, porque la Virgen concede el milagro que uno le pide.

Y si usted quiere ver y participar de este ceremonial, acuda todos los 8 de mes a Sapallanga, cuna de la fe mariana en el valle del Mantaro.

 

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Julio 2020
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2020
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones