Domingo, 21 de Enero del 2018
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  7212,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
+ reflexiones
¿Dios Acepta el Suicidio?
www.arzobispadodehuancayo.org/?idt=16&id=2412&web=reflexiones

Han aparecido, “maestros de teología” que aseguran que aquellos que se quitan la vida son salvos, otra de las enseñanzas herejes de las Iglesias apóstatas del último tiempo.

Y vaya que han surgido desviaciones doctrinales como nunca antes, desde que la salvación no se pierde, hasta que la gran tribulación y el Apocalipsis, se cumplieron en el siglo primero de la era Cristiana, o que la segunda venida de Cristo no es literal, sino que ocurre cuando lo aceptamos (viene al corazón), herejías, como que el bautismo en las aguas salva, la sanidad interior, una mistura de Biblia y psicología, el apostolado y los profetas de este siglo, los pactos, las maldiciones generacionales, los decretos y declaraciones, la doctrina de la prosperidad, etc, etc.

Pero asegurar que aquel que dispone de su propia vida será salvo, es el sumo de la ignorancia y ceguera espiritual.

Adán y Eva: 
“..Seréis como dioses sabiendo el bien y el mal” (Génesis 3:5)

Dice la Palabra de Dios:
¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno violare (destruyere) el templo de Dios, Dios destruirá al tal; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es” (1 Corintios 3:16-17)

Aquí se refiere al cuerpo físico del cristiano, el cual Dios le considera un templo santo, y quién nadie tiene derecho a destruirlo, sin ser destruido por Dios, esta es una de las razones por la que, los creyentes, no nos drogamos, no bebemos alcohol, no fumamos, no somos masoquistas, no dañamos nuestro cuerpo, cuidamos lo que ponemos dentro y sobre el, no lo destruimos, no lo violamos, le pertenece a Dios.

“Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habitasen sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado (marcado) el orden de los tiempos (cuando nacer y cuando morir), y los términos de la habitación (Su tiempo de vida) de ellos” (Hechos 17:26)

 

Aquel que toma su propia vida, al hacerlo, por más desesperado que esté, afrenta al Creador, está cruzando una frontera que nunca debe cruzar el ser humano, es la arrogancia del hombre queriendo ser Dios, y no olvidemos que esa arrogancia en el corazón de Lucifer, cuando todavía estaba en el cielo, fue la causa de su destierro y condenación, fue el origen de toda maldad, el quiso “ser igual a Dios”.

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Enero 2018
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2018
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones